Historia

El día 12 de agosto de 1931 salía a la luz el primer número de Topaze, subtitulado “El Barómetro de la Política Chilena”. Este semanario satírico fue fundado por Jorge Délano Frederick “Coke” (dibujante), Joaquín Blaya (administrador) y Jorge Sanhueza (socio redactor).

Coke, era untalentoso caricaturista que luego de regresar a Chile proveniente de los Estados Unidos debía tratar de ingeniárselas para conseguir alguna fuente de ingresos y mejorar en algo su negro panorama laboral y económico.

El nombre de Topaze fue tomado de una comedia del francés Marcel Pagnol que con éxito se presentaba en el Teatro Comedia. La obra tenía como actor principal a Rafael Frontaura, que hizo del profesor de Pagnol toda una creación.

Junto con tomar el nombre, el trío fundador se aprovechó de su éxito para iniciar una campaña publicitaria dirigida al público en general, en la cual se anunció el debut del semanario satírico lanzando miles de volantes desde un avión que sobrevoló Santiago y que señalaban el nombre del primer auspiciador que tuvieron: el alimento infantil Meyer.

Las oficinas de la revista estaban en una vieja casona de Moneda N° 1367.La imprenta que debía sacar adelante la publicación se llamaba “El Esfuerzo”, nombre quizás simbólico ya que según cuenta Coke fue la única que aceptó se le cancelara el trabajo una vez vendida la edición del primer número.

El éxito de la primera edición fue tan grande que debieron hacer tres nuevas tiradas, dejando en la tarde de ese día cancelada la cuenta con la imprenta. El tiraje cada vez mayor de la revista hizo necesario recurrir a una imprenta más moderna, la Imprenta y Litográfica Le Blanc. El precio original de la revista era de $40 centavos.

Además del trío que fundó Topaze colaboraron en ella en sus inicios Gabriel Sanhueza (hermano de Jorge), Avelino Urzúa, Jenaro Prieto, Héctor Meléndez, Fernando Díaz Garcés, Álvaro Puga y Manuel Gamboa.

El 4 de octubre de 1932 le aparece competencia a Topaze ya que comienza a publicarse la revista Verdejo, con dibujos de Luis Adduard y Fantasio y la redacción del talentoso Héctor Meléndez, hombre que sabía captar la psicología popular y que se dedicó a difundir sus personajes de la Domitila, doña Tadea, Verdejo, Cirineo y otros más. Además, Meléndez explotó con su pluma los versos de ciego y las sátiras de corte popular.

De la revista Verdejo aparecen 32 números hasta el 2 de mayo de 1933, siendo un competidor de corta duración para Topaze. Pero no solo Verdejo compitió con el semanario, ya que el 19 de agosto de 1933 aparece Cambiazo, revista que existió hasta diciembre del mismo año. Con la desaparición de esta se hace posible la llegada de Héctor Meléndez a Topaze.

Topaze, contenía en su sección editorial un comentario acerca de un tema de la actualidad en un tono más o menos serio, mientras Héctor Meléndez mostraba semana a semana su vena de inspiración popular.

Siguiendo con su desarrollo histórico, Topaze va alcanzando con los años una vigorosa existencia poniendo la nota alegre dentro de la vida política chilena. Pero esta alegría y las risas no eran solo para el público sino que también para sus dueños, personajes que inventaban cualquier pretexto para dar fiestas y echar la casa por la ventana, invitando a políticos, artistas y periodistas.

En la vieja casa de Moneda 1367 donde estaban las oficinas, los invitados a las fiestas eran recibidos por la mascota de la casa, un burrito, que era el preámbulo para lo que venía después: todos debían disfrazarse de Topaze. Incluso, en una de las fiestas, se hizo una mascarilla con el rostro de Rafael Frontaura, actor que personificaba al profesor Topaze.

Una de las más importantes fiestas fue la que se ofreció al inaugurar la “onda Topaze”, anunciada con una intensa propaganda.

Como dato anecdótico vale la pena señalar que a juicio de Coke, una de las más sonadas fiestas fue la que se ofreció al inaugurar la “onda Topaze”, anunciada con una intensa propaganda. Lo llamativo del caso es que el día en que debía salir al aire la señal radial de Topaze esta no se escuchaba, mientras los invitados a la fiesta que celebraba el hecho ya empezaban a llegar. Como el problema no se solucionó y no se podía defraudar a los asistentes, se procedió a simular que la señal estaba al aire, para lo cual Coke le pidió a un amigo que se instalara en una pensión vecina con un teléfono y desde allí llamara haciendo creer que lo estaba haciendo desde distintos lugares del país y felicitando a la emisora por su original y magnífica transmisión.

Todos los asistentes a la fiesta se fueron felices luego de tan grandiosa celebración, eso sí ignorando que sus voces y las de la radio no se oían ni siquiera en las habitaciones vecinas. Finalmente, Jorge Sanhueza que era uno de los socios fundadores, regaló la radio a un amigo un día después de los hechos ya referidos. Un tiempo después, tanto Joaquín Blaya como Jorge Sanhueza le venderían a Coke sus derechos en la revista, quedando como único propietario.

Respecto al tema radial, debe agregarse que incluso se hizo un programa de la revista, llamado “Topaze en el aire”,animado por Raúl Matas y Sergio Silva, conductores que imitaban a los políticos y hombres públicos del momento. Lamentablemente, el programa no pudo repetir los éxitos que tenía la revista.

Durante el gobierno de Arturo Alessandri (1932-1938) Topaze lanzaba constantes y mordaces sátiras a la política financiera del Ministro de Hacienda Gustavo Ross.

Además de esto, el semanario se levantaba como un medio acusador de aquellas situaciones que consideraba irregulares, junto con criticar a varios personajes de la vida política que mostraban una cierta versatilidad en sus actuaciones. Como una consecuencia de sus críticas se deriva el proceso criminal al cual se le sometió por culpa de la caricatura titulada: “Huele mejor en Dinamarca”, aparecida en el número 260. La sentencia por esta causa ordenó a Topaze su suspensión por un número, sentencia que, a juicio de Coke, se debía a su manifestado anti-rossismo.

A fines de 1937 el tema de la sucesión presidencial estaba presente en el ambiente político. Uno de los nombres que más sonaban dentro de la oposición era el del ex-Presidente Carlos Ibáñez del Campo, personaje que por diversos motivos se había transformado en el peor enemigo de Arturo Alessandri.

Durante esta misma época aparece un nuevo periódico satírico, Tontilandia, que dura poco ya que se publica desde septiembre de 1937 hasta junio de 1938.

Con ocasión de la matanza del Seguro Obrero de septiembre de 1938 Topaze se suma al duelo público no apareciendo por un período de dos semanas y reapareciendo el 17 de septiembre, día en que se inauguraba la Exposición de Avicultura en el Instituto de Humanidades. Lo curioso de este número es que no se mencionan temas políticos sino que se dedica por completo a tratar sobre la crianza de las aves de corral, esto, a causa de la excesiva censura que había en la prensa y a lo tenso que estaba el ambiente.

Una vez que Pedro Aguirre Cerda triunfa en la elección presidencial de 1938 por sobre Gustavo Ross, Topaze mantiene su independencia sólo durante la primera parte del nuevo gobierno.

Avanzando en el tiempo y una vez que Pedro Aguirre Cerda triunfa en la elección presidencial de 1938 por sobre Gustavo Ross, Topaze mantiene su independencia sólo durante la primera parte del nuevo gobierno. Una vez pasado este tiempo la revista se hace parte del descontento público y se mantiene en una actitud muy crítica hacia la excesiva y absorbente participación del Partido Socialista en el gobierno. De la misma manera se critica la actitud viajera del Presidente, llegando incluso a cambiar el lema del gobierno, pues, en vez de ser “gobernar es educar, lo dejaron en “gobernar es viajar”. Lo que no sabían era que el Presiente buscaba en el viaje una manera de poder sobrellevar su enfermedad (tuberculosis) y alargar un poco el tiempo de vida que le quedaba. Don Pedro, fallece a fines de 1941.

Volviendo a Pedro Aguirre, Coke alaba su gran sentido del humor, ya que a pesar de las punzantes caricaturas que le hacían en Topaze, no reaccionaba de mala manera e incluso, invitaba con frecuencia a Coke a almorzar a La Moneda y disfrutar la deliciosa chicha que Don pedro producía en su viña de Conchalí

En 1939 se inicia la publicación del periódico satírico El Debate, animado con el único propósito de criticar al gobierno de Aguirre. Al igual que muchos otros, también tuvo una breve existencia. Se publicaron 22 números, saliendo el último el 5 de octubre de 1939.

Durante la presidencia de Juan Antonio Ríos, Topaze se concentra principalmente en el tema de la época: La Segunda Guerra Mundial.

Es por esto que dedica gran cantidad de dibujos relacionados con las fuerzas que se enfrentaban y a la situación diplomática en la cual se encontraba Chile: ceder a las presiones de Estados Unidos y romper relaciones con el Eje.

En la época de Gabriel González Videla nace de la pluma de Pepo la serie intitulada: “Don Gabito”, en la cual el padre de Condorito dibujaba al primer Mandatario haciendo cosas infantiles. Al igual que don Pedro, González Videla tenía un gran sentido del humor, siendo un entusiasta admirador de las bromas de Topaze, tanto así que días antes de terminar su mandato la dirección de la revista le ofreció una comida. En aquella ocasión “DonGabito” felicitó a Pepo por captar “sus más escondidos propósitos”, como deslizarse por la baranda de la escalera o colgarse de una lámpara. También en esa oportunidad se le hizo entrega a Gabriel González de una carpeta con la serie “Don Gabito” completa.

En 1949 y desde el 13 de enero hasta el 16 de diciembre se publicó la revista La Raspa, un nuevo competidor de Topaze que tenía como director a Gabriel Sanhueza (ex-redactor de Topaze) y a René Ríos (Pepo) como director artístico. Este periódico sólo alcanzó a publicar 49 números, ya que después se hizo cargo de ella otra editorial que tenía como director a Avelino Urzúa. Durante esta misma época Jorge Délano se desentiende de la dirección de Topaze, asumiendo en su lugar Gabriel Sanhueza.

Podríamos decir que Topaze mantuvo su nivel hasta los años 50´, ya que después experimentaría numerosos cambios de dueño, desapareciendo y reapareciendo en varias ocasiones. En algunos períodos estuvo bajo manos políticas ibañistas y democratacristianas, para desparecer finalmente en 1970, cuando la realidad política era muy distinta a la que tuvo en sus mejores años, es decir, la época en que todos se deleitaban con las caricaturas de Coke y las ingeniosas sátiras escritas por destacados hombres como Héctor Meléndez y Jenaro Prieto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s